‘Robocop’ (2014)

“Part of the inhumanity of the computer is that,
once it is competently programmed and working
smoothly, it is completely honest.”
Isaac Asimov

 

“To me the recognition of the audience is part
of the filmmaking process. When you make
a movie, it’s for them.”
Michel Hazanavicius

 

“If the only thing left of you was your smile
and your little finger, you’d still be more
of a man than anyone I’ve ever known.”
Vesper Lynd, ‘Casino Royale’ (2006)

Robocop_2014_poster_003

Tengo que confesar que le estuve dando muchas vueltas a este post, quizás para evitar convertirlo exclusivamente en un texto que le rinda pleitesía sin restricciones al Director de la ‘Robocop’ original de 1987, Paul Verhoeven; o para criticar negativamente todo lo que José Padilha (Director de esta remake de 2014)  dejó de hacer en comparación con Verhoeven; o en un ejercicio de comparación entre los anteriores trabajos de Padilha, específicamente sus dos películas de ‘Elite Squad’ (haciendo de lado los documentales). Trataré abordar de todo un poco para intentar ser lo más objetivo posible (aún y cuando me declaro todo un VerhoevenWhore) y fan from hell de la ‘Robocop’ original.

Hollywood se está quedando sin ideas frescas, está sufriendo una crisis de falta de imaginación cómo nunca antes se había visto: recurrir a conceptos ya probados, a ideas que funcionaron en un pasado para refrescarlas con efectos especiales y adaptaciones insulsas que nos han llenado de producciones fílmicas que no son más que pan con lo mismo y no aportan nada substancial a los personajes e historias originales en los cuales están basadas estas nuevas propuestas. Tenemos ejemplos claros de proyectos fallidos en ‘The Thing’ de 2011 (aunque es una precuela), ‘Total Recall’ de 2012, ‘Clash of the Titans’ de 2010, ‘Psycho’ de 1998, ‘Prometheus’ de 2012 (la precuela que no es precuela), ‘Planet of the Apes’ de 2001, por mencionar sólo algunas que se pudieran convertir en una lista casi interminable de fumbles.

fullwidth.0b32741d

Desgraciadamente entre toda esta fiebre de remakes los aciertos han sido los menos: ‘Dredd’ (2012), ‘The Thing’ (1982), ‘The Fly’ (1986), ‘Scarface’ (1983) y ‘Rise of the Planet of the Apes’ (2011), por mencionar unas cuantas. Pero, ¿qué cualidades debe tener una remake para rebasar las expectativas de la versión original?, aquí unas cuantas particularidades que nos darán cómo resultado una remake exitosa:

  • Ser fiel al material primigenio, sin importar de qué ángulo se le mire, la nueva adaptación tiene que continuar representando la unidad básica del personaje y/o historia originales en cuestión.
  • Aportar elementos nuevos que enriquezcan al personaje y/o historia, considerando que todas las modificaciones y/o adaptaciones al material original están pensadas para funcionar cómo parte integral de una nueva propuesta.
  • Mantener la cohesión entre todos los componentes del proyecto, ya sea para apuntalar la mitología establecida por trabajos previos, o en su caso edificar una totalmente nueva (y que sea plausible).

Definitivamente hablar de ‘Robocop’ (1987) de Paul Verhoeven, sería desviarnos por completo del tema en cuestión, sin embargo aquí podremos admirar una de las secuencias mejor logradas de la película, obviamente extraída de la versión sin censura:

Robocop – The Unrated Demonstration of ED-209 in Action!

Cómo aquí no pretendemos encontrar el hilo negro, aquí les dejo un excelente texto en el cual comparan ambas versiones:

‘RoboCop’ vs. ‘RoboCop’: How the remake compares to the gory ’80s classic

No olvidemos que su fuerte de José Padilha son los documentales, tenemos ‘Bus 174’ (2002), ‘Garapa’ (2009) y ‘Secrets of the Tribe’ (2010), y con sus películas ‘Elite Squad’ (2007) y ‘Elite Squad: The Enemy Within’ (2010), este Director brasileño viene a ofrecernos su versión del policía parte hombre/parte máquina con ‘Robocop’ (2014) y con esto se zambulle en la jungla despiadada de Hollywood. Llenar los zapatos de Verhoeven e incursionar en un género con un targeting conformado por los asiduos a la Ciencia Ficción no ha sido tarea fácil para Padilha, con diversas críticas desde que fue anunciado cómo Director de esta remake, pasando por las fotos filtradas de la filmación en las cuales podíamos ver al personaje de Alex Murphy enfundado en una versión demasiado estilizada del traje de Robocop.

robocop07

Del score y la cinefotografía me voy a reservar el comentario al respecto, creo que en otros posts hemos hablado incesantemente acerca de las virtudes que debe tener la instrumentación en una película, así cómo de la moda de la shaky cam para filmarla. Simplemente no me gustó ninguna en absoluto. Creo que lo que sigue es emplear un sintetizador miniatura y una handycam de los 80s para hacer películas, caray.

Estoy seguro que la presión del estudio por que la película sea más amigable con la audiencia, sólo así puedo entender que un Director cómo Padilha acostumbrado a filmar violencia explícita y que sus películas de ‘Elite Squad’ hayan sido clasificadas cómo R en Estados Unidos, entonces es que me queda claro que la nueva versión de ‘Robocop’ haya salido al mercado cómo una película de clasificación PG-13. Creo que es momento de agradecer a la industria fílmica complaciente que nos trajo bodrios cómo la saga de ‘Twilight’ y convirtió a las audiencias en sujetos hipersensibles a cualquier propuesta que transgreda el «buen gusto».

nf1630060_comp_v048_final_uncompressed_hd_vdf8.0301

Uno de los principales enemigos de esta nueva versión de ‘Robocop’, es el casting: tiene a demasiadas estrellas y actores de renombre, aunado a que los nuevos personajes no están bien definidos y un guión que contiene demasiado diálogo que sale sobrando; los malos sólo lo son en el papel y se la pasan diciendo todo el tiempo lo rudos que son en lugar de demostrarlo en pantalla. Michael Keaton, Samuel L. Jackson, Gary Oldman y Jackie Earle Haley opacan el poco o nulo esfuerzo y carácter que Joel Kinnaman intenta imprimirle al personaje de Alex Murphy; Abbie Cornish es la esposa llorona que viene a complicar todo, al querer recuperar a toda costa lo que perdió al firmar el consentimiento para transformar a su marido en una máquina. Convirtieron a ‘Robocop’ en una telenovela, y de las malas.

ROBOCOP_ComicCon_JosePadilha_center

El más grande error de José Padilha es querer mostrar el lado humano de una máquina de una manera forzada y poco creible, justificando en cada escena los motivos por los cuales su versión no es cómo la de Verhoeven. Padilha intenta con el uso de frases o one-liners de la película original, recordarnos a manera de homenaje lo buena que fue la versión de Verhoeven. Con lo anterior, el Director brasileño en lugar de edificar algo nuevo y con ímpetu propios, no hace más que dispararse en su propio pie.

josé-padilha-in-robocop-(2014)-large-picture

La película tiene aciertos, hay que reconocerlo porque sería injusto no hacerlo:

  • El nuevo traje tiene una razón de ser, recordemos que la forma da la pauta para la función, ahora podemos ver a un Robocop más ágil que puede hasta correr y saltar ciertas distancias.
  • El diseño del ED-209 totalmente reinventado.
  • Hay una secuencia que es de mis favoritas, en la que nos muestran los órganos a los cuales queda reducido Alex Murphy.
  • La película queda abierta para ofrecernos secuelas que esperemos eleven el nivel de la franquicia, si es que consideramos a esta versión de ‘Robocop’ cómo el primer acto de algo más grande por venir.

ed209-new

Sin embargo, ambas versiones del personaje tienen que lidiar con un tema universal, aunque por medio de acercamientos distintos: ¿qué nos hace humanos? ¿Cómo se va reduciendo nuestra percepción del mundo al perder miembros y órganos enteros? ¿Seguimos siendo los mismos aún y cuando nuestra piel ha sido reemplazada por una dura capa de metales y materiales compuestos? ¿Acaso el libre albedrío es sólo una ilusión? ¿Somos esclavos de nuestro cerebro y de la manera en la cual procesa la información de nuestros sentidos? ¿Podremos engañar a la muerte al duplicar la mente (el cúmulo de nuestros recuerdos y experiencias) al transferirlos hacia una máquina? Estas y muchas más son las interrogantes a las que se puede llegar con ‘Robocop’.

Joel Kinnaman;Gary Oldman

El trabajo arduo y apasionado detrás de un proyecto es invisible, es decir, no es posible encontrar nada fuera de lugar y todo fluye sin parecer forzado, es la sinergia perfecta de todos los elementos haciendo cada quien la parte que les corresponde; yo no vi nada de esto con la nueva versión de ‘Robocop’. Si Paul Verhoeven nos entregó a un Jesucristo resucitado y vengativo, José Padilha no hizo más que reducirlo a un Ned Flanders políticamente correcto con partes intercambiables.

@filmc3ption