Siempre tendremos a ‘Casablanca’

Poster - Casablanca_13

“Passion. It lies in all of us. Sleeping…
waiting… and though unwanted, unbidden,

it will stir… open its jaws and howl.
It speaks to us… guides us. Passion rules
us all. 
And we obey. What other
choice do we have? Passion is
the source of our finest moments.

The joy of love… the clarity of hatred…
the ecstasy of grief. It hurts sometimes
more than 
we can bear.
If we could live without passion,
maybe we’d know some kind of peace.
But we 
would be hollow.
Empty rooms, shuttered and dank.
Without passion, we’d be truly dead.”

~ Joss Whedon

“Right time, right place, right people equals
success. 
Wrong time, wrong place, wrong
people equals most of the real
human history.”

― Idries Shah, ‘Reflections’

Aunque la Premiere aconteció el Día de Acción de Gracias, para ser exactos el 26 de Noviembre de 1942, no fue sino hasta el 23 de Enero de 1943 que ‘Casablanca’ llegó a las salas de cine de manera generalizada en los Estados Unidos de Norteamérica. Las fuerzas aliadas habían logrado desembarcar en el puerto de Marruecos del mismo nombre en Noviembre de 1942 y en una estrategia para capitalizar el mensaje político del filme, los estudios Warner Brothers deciden adelantar el estreno y aprovechar toda la inercia posible del momento. ‘Casablanca’ nunca fue concebida para convertirse en el referente en el cual se convirtió, sólo era una apuesta fílmica que llevaba varios años en el tintero en forma de un libreto teatral, el cual sería adaptado cómo parte de la planeación de películas que se estrenarían en la primavera 1943.

Casablanca 01

Entonces, ¿qué hizo tan especial a ‘Casablanca’? La respuesta es simple: todos y cada uno de los elementos y técnicas cinematográficos que la integran, así cómo el talento creativo de las personas involucradas en su realización, aunado a toda una serie de sucesos inesperados que lograron conjugarse en una sinergia casi perfecta que dio como resultado a una de las mejores obras del cine contemporáneo. Pero antes de seguir, tenemos que considerar varios antecedentes que sirvieron de génesis para ‘Casablanca’ y que impactaron de manera contundente la manera en la cual fue concebida.

Sin lugar a dudas, los estudios Warner Brothers no fueron los primeros ni los que más dinero recaudaban en la época de oro del cine, pero seguramente fueron los innovadores en cuanto al “counterprogramming”, al recurrir a temas y a tonos dentro de sus películas que no estaban siendo capitalizados por estudios más viejos y con mayor flujo de efectivo cómo Paramount y Universal, además fueron los mismos Jack y Sam Warner quienes apostaron por la adopción de nuevas tecnologías en sus procesos de filmación, cómo lo fueron la implementación del cine sonoro y el primer sistema rudimentario de 3D en la exhibición de sus películas.

Casablanca 06

Era la época en la cual no existía el famoso Código Fílmico y ver en la pantalla grande referencias (no explícitas y sin censura) de ciertos temas tabú cómo son la prostitución, el uso de drogas, tabaco y alcohol, la infidelidad y la violencia hacia la mujer, era hasta cierto punto una práctica común en la industria del séptimo arte. La primera mitad de los años 30s sin lugar a dudas, estuvieron plagados de películas que hacían apología a la violencia y enaltecían la figura del bandolero o mafioso, interpretados por estrellas todavía producto de la gran depresión de los años 20s y de la prohibición del alcohol, no encontraron un nicho a partir de la implementación del Código Fílmico hacia la segunda mitad de la década de los 30s.

Estamos hablando de la época en la cual el “Studio System” fijaba la pauta para que toda la maquinaria bien aceitada, trabajara al unísono para traer a la vida las ideas de los grandes equipos de escritores que estaban en la nómina y cuya labor era crear historias de validez universal, dignas de ser convertidas en un conjunto ordenado de fotografías en movimiento.

Casablanca 05

Los estudios Warner Brothers contaban con un joven productor llamado Hal B. Wallis, quien trabajaba de manera independiente en ese momento pero que había llegado a la industria de la mano de los hermanos Warner y sabía al derecho y al revés cómo operaba la fábrica de sueños. Wallis adquiere los derechos de una puesta en escena sin publicar titulada ‘Everybody Comes to Rick’s’ y es así cómo nace la idea de adaptarla en un guión que llevaría cómo título ‘Casablanca’. Era el segundo proyecto de Wallis con la Warner Brothers que realizaría bajo un contrato independiente, apenas era Enero de 1942 y Wallis tenía libertad casi absoluta y la última palabra para elegir a su talento creativo. Aunque la única opción de Wallis para interpretar a Rick Blaine siempre fue un actor todavía desconocido a finales de la década de los 30s, su nombre era Humphrey Bogart (únicamente había interpretado villanos con anterioridad), quien se convertiría en el digno sucesor de James Cagney cómo superestrella en la década de los 40s. Para interpretar a Ilsa Lund, la producción tuvo que recurrir a una extranjera casi desconocida, que llevaba por nombre Ingrid Bergman y quien llegó al set de ‘Casablanca’ en calidad de préstamo gracias a David O. Selznick, quien necesitaría a Olivia de Havilland para uno de sus proyectos, a manera de intercambio debido a los contratos de exclusividad que se manejaba antes durante la era del “Studio System”.

Casablanca 04

Wallis tuvo que recurrir a su amigo Michael Curtiz para llevar la batuta de Director, ya que William Wyler no se encontraba disponible en ese momento. Curtiz es uno de los pilares de la época dorada del cine norteamericano, junto con Howard Hawks y John Ford. Es Michael Curtiz quien aceptaría el reto de ser el hábil malabarista que se encargaría (en palabras de Steven Spielberg) de “convertirse en el campo unificador” de todos los elementos humanos que intervendrían en la realización de ‘Casablanca’. A continuación podrán leer la transcripción de la sinopsis de la película, tal y cómo aparece en el material impreso incluido en la versión de 70 aniversario:

What makes a classic: Casablanca’s Timeless Touch

The Right Characters, The Right Story. A cynical American expatriate is forced to choose between the woman he loves and a noble cause. A beautiful Norwegian woman inspires a man dedicated to freedom, but loves a man beholden to no other. A Czech freedom fighter is caught in a lover’s triangle. And a smooth French official foils the Gestapo and restores idealism and commitment to a noble cause. All this, plus an exotic locale, top notch supporting players, crackling dialogue and an iconic score, creates the perfect balance of comedy, romance and suspense that is Casablanca.

Casablanca_glam._V134658511_

Al ser de origen Húngaro, Michael Curtiz conoció de primera mano las penurias de la gente que se convirtió en víctimas del holocausto Nazi y que no pudo escapar de la Europa ocupada por ejército Alemán. El mensaje político que va sutilmente disfrazado en el contexto histórico, en donde cada actor principal representa a una nación y posición específicos respecto a la guerra, en donde todos tienen la razón desde su punto de vista y cada quién tomará las decisiones que afectarán a alguien más, de manera irreversible y cruel.

Casablanca 03

La música merece una mención especial, es Max Steiner quien construye a partir del tema central ‘As Times Goes By’ de Herman Hupfeld, la sinfonía empapada de melancolía que retrata la desesperanza y el dolor de Rick Blaine al perder a su amada. Aquí podrán disfrutar la secuencia completa y escuchar el tema:

Todos los elementos están balanceados, Michael Curtiz se encarga de que así suceda y se refleje en la pantalla. Los resultados están a la vista: no hay una sombra, actuación, diálogo, movimiento de cámara, vestuario o elemento de utilería que se encuentre fuera de proporción o de lugar, ‘Casablanca’ contó con el mejor talento disponible en la época y gracias a eso (sin pretenderlo), se convirtió en todo un fenómeno mundial que ha sobrevivido generaciones y aún en pleno siglo XXI sigue conmoviendo los corazones de toda persona que entra en contacto con su maravilloso mundo. La luz desaparece siempre que Rick e Ilsa están compartiendo un momento de intimidad, inclusive en la pista de baile las sombras se apoderan de los rostros de esta pareja de enamorados.

Casablanca 02

Pero recordemos que es la historia de Rick Blaine, no es un relato alegre, sino el reflejo de un alma atormentada por el recuerdo de la mujer que lo abandonó. Y estamos hablando de una relación completamente atípica, de un amor pasional intenso y desenfrenado, alejado de los vicios contaminantes que conlleva la cotidianidad y la rutina. De un amor que no evoluciona más allá de una luna de miel perenne (en apariencia), en el cual se vive el día con día y no hay planes ni castillos en el aire construidos con promesas vacías. Para Rick Blaine, la verdadera prueba radica en decidir entre su felicidad al lado de Ilsa, o entre cumplir con su deber patriótico, aún y a cuesta de la posibilidad real de perder por segunda ocasión (y para siempre) a la única mujer que sacudió los cimientos de su existencia misma.

Aunque por fuera es el desalmado y cínico portador de una coraza impenetrable, el efímero e íntimo rencuentro con su amada convierte a Rick Blaine en un ser capaz de conmoverse y demostrar empatía hacia la desgracia ajena. Es ahí donde radica el verdadero poder que tiene Ilsa Lund sobre Rick, convertirlo en presa fácil de sus enemigos y rivales, un lujo que no se puede dar en el mundo en el cual se desenvuelve. En realidad, Rick Blaine tiene un alma tan noble que prefiere no usarla, por la sencilla razón de que no hay manos lo suficientemente grandes que puedan sujetar su corazón sin tirarlo al suelo. Para él, siempre será suficiente con el recuerdo de cuando conoció la verdadera felicidad junto a Ilsa (aunque haya sido breve), de la pasión incontenible que compartieron en ese cuarto de hotel en Paris. Rick sacrificaría esa vida y más, con tal de que Ilsa nunca se arrepienta de haber tomado la decisión equivocada aquella tarde lluviosa en la estación del tren. Para Rick, eso basta y sobra.

70 años, tres premios Oscar, una historia de amor y sacrificio para toda la eternidad, un legado. Nosotros… nosotros siempre podremos regresar a ‘Casablanca’.

 

@filmc3ption