‘Prometheus’ (2012)

“Thus I rediscovered what writers have always known (and have
told us again and again): books always speak of other books,
and every story tells a story that has already been told.”
Umberto Eco.

Alien-1979-Wallpaper-4

No perderé el tiempo en analizar la prolífica carrera de Ridley Scott, al igual que no me adentraré en el universo extendido creado a partir de ‘Alien’ (1979) y las interconexiones que a través de más de 30 años de existencia, han generado todo un fenómeno de culto el cual se ha enquistado cómo elemento resiliente dentro de la cultura pop. Considerada un parteaguas dentro del género de ciencia ficción, ‘Alien’ nos presenta al xenomorfo, el cual constituye la forma más pura del terror ya que atenta contra nuestra integridad tanto física cómo psicológica. Es a través de las entidades biológicas que participan en el ciclo de reproducción del xenomorfo, que aprendemos que no estamos seguros y tanto hombres cómo mujeres podemos ser violados por una criatura (que es la vez vagina y pene) llamada “facehugger”, para al poco tiempo dar a luz al producto de la fecundación entre el ser humano y el xenomorfo, es así que un “chestburster” emergerá rompiendo nuestra caja torácica, desgarrando hueso, carne y piel, para luego convertirse en un monstruo de apariencia fálica que a su vez podrá destrozar cualquier cráneo con su probóscide repleta de dientes afilados. Al tener ácido por sangre el xenomorfo se convierte en la máquina asesina perfecta, implacable y sedienta de sangre, la cual se esconderá bajo el resguardo de las sombras para acechar a su siguiente presa y así hasta exterminar todo a quien encuentre a su paso.

Esta es la premisa básica, el ingrediente primigenio de una franquicia que ha sobrevivido el tiempo, sus historias han traspasado el cine y han encontrado un terreno fértil en el mundo del cómic y los videojuegos, nichos en donde ha evolucionado y se ha amalgamado con otros personajes cuyos relatos han sido ubicados en distintas eras y momentos específicos de la historia humana. H.R. Giger ha de ser el padre más afortunado al ver que su concepto visual ha traspasado fronteras y ha logrado sobrevivir al constante bombardeo de la máquina de entretenimiento, la cual busca imponer modas e insertar viejos héroes y adaptarlos a tiempos más modernos, no siempre con éxito.

newpicofdavid8Este es el caso de ‘Prometheus’ (2012), una película que generó muchas expectativas, primeramente por ser el retorno de Ridley Scott al género de ciencia ficción, el cual abandonó en 1982 con la no menos magistral ‘Blade Runner’ y en segundo término, por ser la piedra filosofal que vendría a explicarnos el origen desconocido del xenomorfo, razones mismas que deberían de ser motivo suficiente para otorgarle a ‘Prometheus’ en su carácter de precuela, un nivel de euforia y anticipación por parte de los fans de culto de la saga, pocas veces alcanzado por otro tipo de franquicias al puro estilo de ‘Star Wars’.

Los aciertos de ‘Prometheus’ son pocos, mismos que se pueden clasificar exclusivamente en la fotografía, la cual es soberbia. No hay luz o sombra que se encuentren fuera de lugar, los ángulos de las tomas son insuperables, Ridley Scott es un maestro componiendo visualmente las escenas y se toma el tiempo necesario para montar el equipo y obtener las tomas que ha planificado en su mente. Esto es innegable, hay que recordarlo por su capacidad visual en ‘1492: Conquest of Paradise’ (1992), ‘Kingdom of Heaven’ (2005) y por ‘The Duelists’ (1977), en la cual su trabajo a nivel fotográfico es exquisito, rayando en lo sublime. ‘Prometheus’ no es la excepción en este rubro, pero no alcanza los niveles de ‘Alien’, su preocupación por capturar correctamente la luz y entregar un producto de calidad en 3D, lo distrae por momentos y pierde de vista la composición de las tomas en si; lo calidad de lo que entrega en tomas abiertas y de medio plano, se pierde cuando llega el momento de cerrar la cámara.

review_prometheus-e1338953180624Retomando lo anterior, otro aspecto en donde considero que no hubo un acuerdo inteligente entre Ridley Scott y sus colaboradores de los departamentos creativos, fue con el look general de la película, se ve demasiado moderna ya que no logró empatar adecuadamente el aspecto de todos los elementos del “mise en scène” que caracterizaron a ‘Alien’, en ‘Prometheus’ recurren a colores contrastantes muy vivos, todo se aprecia cómo algo posterior a ‘Alien’ en términos de tecnología de todo lo que aparece en pantalla, por ejemplo, las computadoras y los trajes espaciales que resaltan demasiado esa brecha visual entre ambos filmes. En donde se lucieron el diseño de arte y por ende el diseño de producción, fue en la recreación de la sala de control y la silla del “space jockey”, así cómo al respetar el diseño original de la nave alienígena que luego encontraríamos en el planetoide LV-426 en un momento más avanzado de la historia con ‘Alien’.

Scott nunca nos enseña a un xenomorfo clásico, las criaturas que vienen a ser los antecesores a nivel biológico del huevo, el “facehugger”, el “chestburster” y el xenomorfo adulto en sí, son un intento patético por diluir los diseños originales de Giger y mostrarlos cómo etapas de experimentación, antes de alcanzar el nivel de perfección al cual estamos acostumbrados desde ‘Alien’; son versiones primigenias de laboratorio que no hacen más que caricaturizar a la criatura y arrebatarle la simplicidad con la cual fue creada para aterrorizar a la raza humana. La forma debe justificar a la función, no viceversa.

Un punto débil más lo constituye el “score” de la película, ya que no ofrece un tema central identificable lo suficientemente bueno cómo para ser recordado y sobre el cual se vayan entretejiendo y conjugando las diferentes variaciones que deben acompañar a la película, mismos que deben de ser detonados en perfecta sincronía con lo que acontece en la pantalla; ‘Prometheus’ falla en no proporcionar este elemento clave, mismo que debe de dar vida y enriquecer al filme, al no empalmar el aspecto sonoro con el ritmo visual de la edición y complementarse debidamente entre ambos. Al parecer la versión del director va a contener material adicional que fue removido del corte para cine, así que esperemos que las escenas faltantes nos proporcionen una transición menos agresiva y más fluida en términos de su contribución al desarrollo de la historia.

original (2)

Los actores están desaprovechados gracias a un guión que intenta explicar demasiado a través del diálogo entre los personajes, el cual se vuelve tedioso y no es un reflejo de las intenciones reales de sus integrantes. La película se la roba Michael Fassbender en su interpretación del androide David, quien es la verdadera columa vertebral del filme, todo gravita alrededor de él y las mejores escenas de la película lo tienen a él como elemento conductor de la trama. Noomi Rapace muy desvanecida, quizás no fue la mejor opción para el papel de Elizabeth Shaw, aunque quizás el error sea nada más en el tono que le dio a su actuación. Charlize Theron triunfa con las pocas líneas que le son otorgadas cómo Meredith Vickers, de la cual no queda claro si su naturaleza sintética tiene que ver más con su personalidad o si en realidad es un androide más de la tripulación. Guy Pearce se pierde en el maquillaje, el cual no es nada meritorio para lo que tiene que representar cómo un hombre viejo y acabado, no hay destellos de genialidad ni transmisión de emociones por su trabajo.  El resto del elenco desperdiciado, no brilla y sin embargo logra restar a la credibilidad en general de ‘Prometheus’.

prometheus-reviewAl no lograr alcanzar la masa crítica suficiente cómo para llenar los espacios vacíos en el cánon fílmico del xenomorfo, ‘Prometheus’ no se convierte en la Piedra de Rosetta que pueda explicar los grandes enigmas de la franquicia de ‘Alien’; preguntas básicas cómo ¿quién es el “space jockey”?, ¿de donde viene la nave estrellada en LV-426?, ¿cómo es adquirido el conocimiento previo de la existencia del xenomorfo por parte de la compañía Weyland-Yutani? y muchas más, no son respondidas en su totalidad y peor aún, son remplazadas por otras incógnitas que en lugar de contribuir a engrandecer la narrativa del filme, la socavan al debilitar los pilares sobre la cuales se yergue. Y aunque Rogert Ebert le otorga a ‘Prometheus’ la máxima calificación, al final nos quedamos con más preguntas que respuestas, las cuales no son suficientes para justificar y explicar de manera natural la existencia del xenomorfo. La plausibilidad en el argumento de la cinta está en tela de juicio y se convierte en una maraña de clichés de otros filmes; en lugar de crear nuevas formas narrativas y convertirse en el referente para una nueva generación de espectadores, ‘Prometheus’ emplea fórmulas que ya hemos visto en los mismos filmes que fueron influenciados a su vez por ‘Alien’.

Analizando y desmenuzando a ‘Prometheus’, he llegado a la conclusión de que considerándola teóricamente cómo un producto totalmente ajeno al universo creado a partir de ‘Alien’ y sus secuelas, Ridley Scott logra un trabajo medianamente bueno, el cual se devalúa al intentar situarla como pieza fundamental dentro de la franquicia. Vale la pena verla y que cada quien saque sus propias conclusiones, pero yo no puedo dejar de compararla contra lo único que puede ser confrontada, con Ridley Scott y su capacidad enorme de crear proyectos más grandes que él mismo.

@filmc3ption

Anuncios

9 comentarios en “‘Prometheus’ (2012)

  1. Pantera dijo:

    En relacion al Xenomorfo diluído, la postura del canon establecido por entregas posteriores a Alien (1979) es que el xenomorfo es un producto influenciado de alguna manera por el desafortunado ser en que se gesta, tomando caracteristicas de éste. Mas aún, si entendemos que el lodo obscuro es un agente con la capacidad de mutar, reordenar y/o cambiar el DNA de lo que sea con lo que tenga contacto, podemos tambien asumir con un cierto grado de certeza que los resultados de las mutaciones no serán siempre los mismos. Estamos acostumbrados al Xenomorfo Clásico en que se desarrolla de los huevos hallados en LV-426, pero de acuerdo a ciertas entrevistas que han llegado a los medios, la nave de LV-426 es mucho más antigua que los restos encontrados en LV-233, lo cual nos permite entender que los origenes de los organismos de ambos planetas pueden ser similares, pero no necesariamente los mismos.

    Me gusta

    • scientek dijo:

      La película da a entender que NO existían xenomorfos ANTES del viaje de la Prometheus a LV-233. Se deshacen de Charles Bishop Weyland y por consiguiente matan todas las historias que en cómics y videojuegos se han contado con los crossovers entre ‘Aliens VS. Predator’. Aparte la película es una maraña de clichés: la escena de David jugando basquetball (de ‘Alien 4’), la escena del briefing en la nave (de ‘Aliens’), los jeroglíficos antiguos con el mapa estelar (de ‘Aliens VS. Predator’), David viendo películas antiguas (de ‘Wall-E’), el origen extrarrestre de la raza humana (de ‘Mission To Mars’), el mensaje que deja Shaw al final de la película (de ‘Alien’), estrellar la Prometheus para destruir la nave de los ingenieros (de ‘Star Trek’). Es el refrito del refrito del refrito, la historia tiene más agujeros que ‘Lost’. La historia es una decepción total, la película nada más es salvable por los enormes méritos técnicos en el rubro visual, el 3D es el claro ejemplo de no abusar del recurso.

      Me gusta

      • Pantera dijo:

        …”La película da a entender que NO existían xenomorfos ANTES del viaje de la Prometheus a LV-233.”… Si? y como entonces hay un mural en que claramente esta un xenomorfo?

        Me gusta

  2. Pantera dijo:

    En los foros sobre el filme, se sugiere esta secuecia de eventos:

    “- the xenomorph as we know it is a species

    – somewhere in the timeline, the engineers found the xenomorphs and tried to tame them/use them as weapons

    – given the nature of the species this proved to be unsuccessful

    -the engineers went with another plan: the replication of the xenomorph species

    – the military facilities on LV-223 were trying to create a “controllable” xenomorph

    – the experiment got out of hand and the facilities were closed down and abandoned

    – the derelict on LV-246 is probably just some ship that suffered a quarantine breach while carrying xenomorph eggs (the natural species, not the “replicant one”) for study and had nothing to do with the infection on LV-223. It was a completely independent accident.

    – the creature that appears in the end of Prometheus is just an accident (something akin to the Newborn in Resurrection). It probably means that unless the exact same conditions were to happen again by the exact same people and creatures (engineer), it probably won’t be another one.”

    Tiene mucho sentido para mi.

    Me gusta

  3. Manolo dijo:

    Hola, en primer lugar, decirle, que no podría estar mas de acuerdo con usted. Al margen de opinión sobre la pelicula, su critica me ha parecido insuperable. Acaricia al film suavemente y a su vez lo castiga sin perder el respeto que otras criticas pisotean. Por mi parte veo a un critico elegante, respetuoso, tenaz y sobre todo fiel a su postura. Ha sido un placer leerle.

    Me gusta

    • scientek dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, es una crítica sincera hacia una película que causó muchas expectativas, cuando menos para un servidor. Te agradezco nuevamente tu tiempo al leer este blog, el placer es mío al saber que hay gente con la cual puedo conectarme a través de este medio. Saludos,

      Me gusta

  4. Sybil dijo:

    Hace unos minutos terminé de ver la película y recordé que tenías un texto al respecto. No soy ni seré una crítica de producciones cinematográficas, primero, porque desconozco en gran parte la historia que hay atrás de cada producción y, segundo, la palomita que pueda otorgarle a una película se basa en las emociones que logró transmitirme. Coincido contigo en algunos aspectos, de repente sentí que me faltaban piezas en el rompecabezas, eran pequeños saltos entre cada escena que omitían detalles en la historia. Tengo la sospecha que utilizarán todos esos huecos para filmar dos o, si el interés del público lo permite, tres películas más. Para mi gusto, la actuación de Sigourney Weaver marcó un precedente en cuanto a protagonistas se refiere; en este caso, me faltó presencia. Pero no puedo negar que durante los ciento cuatro minutos estuve deseando que nadie me interrumpiera para poder disfrutarla. Tu crítica, como es costumbre, es impecable. Felicidades.

    Me gusta

    • scientek dijo:

      Te lo voy a resumir de la siguiente manera:
      Emoción > Historia > Conflicto > Protagonista

      en donde lo más importante es la Emoción y todo lo demás debe de trabajar en sinergia para provocar un efecto en el espectador. Si alteras el orden de importancia simplemente terminas con un producto fallido.
      Te agradezco tus comentarios cómo no tienes una idea, gracias por el tiempo y por tus letras.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s